Plataformas y Conceptos SMART

Como es ya tan habitual en el mundo de la tecnología, frecuentemente saltamos de término en término buscando nuevas soluciones que aportar, en ocasiones estas nuevas propuestas realmente son novedosas y en otras simplemente se “refrescan” con una nueva denominación que las incorpora nuevamente al mercado.

Como ejemplo podemos poner el caso de la terminología ASP (Proveedor de servicios), que posteriormente pasó a denominarse Saas y que actualmente se emplea y refiere bajo el término Cloud. En líneas generales hablamos de conceptos muy similares, y la diferencia más importante es probablemente que en la actualidad son realmente útiles debido, sobre todo, a que disponemos de redes de comunicaciones muchísimo más rápidas que nos permiten almacenar, gestionar y descagar documentos, audios o videos, de una forma más eficaz, segura y veloz.

De la misma forma, se han ido desarrollando herramientas de trabajo cada vez más potentes y capaces, gestionado miles y millones de registros, y ayudando a mejorar nuestras capacidades. Con el tiempo nos hemos percatado que esos registros han crecido exponencialmente y que ya no es tan sencillo ni rápido el tratarlos, a lo cual hay que sumar las dificultades que nacen de encontrarse bajo diferentes formatos,  almacenados en distintas bases de datos, y que la integración de unos y otros es tremendamente lenta y tediosa, además de excesivamente manual.

A partir de estas evidentes dificultades, se han creado nuevas plataformas enfocadas también a mejorar la gestión, a la automatización de los procesos, y sobre todo a aportar inteligencia a todo ese mar de datos que recibimos desde diferentes sistemas, redes, dispositivos o sensores.

Hoy más que nunca estos datos nos desbordan, en primer lugar por su volumen, y en segundo lugar porque nos llegan desde diferentes orígenes y con distintos formatos. A partir de este punto los tratamos de analizar de forma individual según su procedencia, y también de integrar mediante métodos muy manuales e incómodos para el usuario.

Es por todo ello por lo que nacen los conceptos de plataformas SMART, y cuya gran aportación es:

  • Su capacidad de integración de datos desde diferentes orígenes y con distintos formatos.
  • Su análisis de forma individual o de forma cruzada con orígenes distintos.
  • Su transformación operacional a través de informes automatizados.
  • La generación de cuadros de mando que faciliten la información y la toma de decisiones.

A partir de estas bases se han desarrollado diferentes conceptos como son: SMART CITY, SMART BUILDING, SMART PORT, SMART GRID, SMART STATION, SMART AIRPORT, SMART ….

¿Qué pretende una plataforma SMART? Ante todo facilitar las labores de gestión, integrando y gestionando los datos que desde diferentes orígenes puedan recogerse, y analizándolos de tal forma que se puedan generar cuadros de mando e informes de forma automatiza, que a su vez faciliten la toma de decisiones y la mejora de la gestión, la productividad, de la seguridad, etc.

¿Cuales son los requisitos que debe cumplir una plataforma SMART?

  • Interoperabilidad, es decir, su capacidad para intercambiar datos con otras plataformas.
  • Resiliencia, su capacidad de resistencia ante graves incidencias.
  • Seguridad, disponer de un gran nivel de protección ante ataques bien a través de las redes, de los sistemas e incluso de los dispositivos de los que recoje información.
  • Semántica,  el manejar los mismos términos que utilizan otras plataformas para definir cualquier objeto.
  • Abiertas, ser entornos abiertos y no propietarios como se han desarrollado tantas plataformas.
  • Escalables, es decir, disponer de importantes capacidades de ampliación y escalabilidad para la incorporación de nuevos dispositivos, sensores, sistemas o redes.

¿Cómo se comunican las plataformas SMART? Las redes de comunicaciones son esenciales en un entorno SMART, y lo son tanto en la comunicación entre este y otras plataformas SMART, como las necesarias redes para comunicarse con dispositivos, sensores, servidores, etc. Las redes más habituales en la actualidad son las basadas en la fibra óptica, LORA, SIGFOX, LTE, WIFI, WIMAX, etc.